Recorriendo los Alpes: PTL+4K+TOR

Experiencias personales | 23/09/2016 por Sergi Rodríguez

Mario Ramos, peruano afincado en Madrid, acaba de protagonizar una gesta deportiva difícilmente igualable. En temporadas anteriores, Mario había encadenado el Ultra Trail du Montblanc (170 km, 10.000 m+) con el Tor des Geants (330 km, 24.000 m+).  Otro año también había encadenado la Swiss IronTrail (201 km, 11.500 m+) con la PTL (Petite Trotte à Léon, 300 km con 26.000 m+) y otra vez el Tor (aunque fue neutralizado por mala meteorología).

Estas gestas ya parecían al alcance de poca gente y difícilmente superables, pero este 2016 Mario ha vuelto a ir un paso más allá. La aventura empezó el lunes 22 de agosto en Chamonix al tomar la salida de la PTL. Por delante, tenía casi 300 km con 26.000 m+. Hay que decir que en la PTL los corredores cuentan con bases de vida pero no hay avituallamientos ni señalización. Es una prueba no competitiva que se hace en equipo, y Mario llegó el domingo 28 a Chamonix en compañía de José Calaza y Josep Maria Garriga, después de pasar casi 146 horas en la montaña.


Con muy poco descanso, Mario se fue a Cogne para tomar la salida del 4k el domingo 4 de setiembre. El 4k Alpine Endurance Trail Valle d’Aosta celebró su primera edición. Tiene un recorrido prácticamente calcado al Tor, pero lo realiza en sentido contrario y con alguna pequeña variación (las cifras se fueron hasta los 350 km y 25.000 m+). Mario terminó la carrera la madrugada del viernes 9, después de 140 horas.

Esta vez al bueno de Mario le tocó ir a contrarreloj para hacer los preparativos y estar listo para la salida del Tor des Geants. Esta carrera empezó el 11 de setiembre en Courmayeur, y Mario empleó 142 horas para completar los 330 km con 24.000 m+ de la última aventura.

Para más inri, Mario ya empezó la PTL con problemas en los tendones rotulianos, cosa que le hizo ir con pies de plomo y precisar los servicios de fisioterapia. Se tomó las tres carreras como una única aventura, siempre pensando en lo que le venía después y, en base a ello, gestionó el descanso a lo largo de los kilómetros.

Mario no se considera un corredor sino un excursionista que sigue una preparación anárquica para acabar este tipo de pruebas. Su entrenamiento consiste básicamente en completar diferentes ultra-trails de distancias inferiores pero que se parezcan lo máximo posible en cuanto a terreno a lo que se va a encontrar. También encadena diferentes ultras para acostumbrarse a la necesidad de recuperarse rápidamente.

La clave del éxito de Mario es una alimentación vegetariana y una gran pasión por lo que hace. Afirma que no quiso hacer ningún récord ni ser el ídolo de nadie, simplemente quería disfrutar del monte y las circunstancias lo pusieron en la salida de las tres pruebas.

Desde raidaventura.org nos ha encantado charlar con Mario, ¡felicidades y buen desanso!


Fotos de Sergio Enrico 


Autor
Sergi Rodríguez
Sección desafíos




comments powered by Disqus
Licencia Creative Commons Raid Aventura se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported