Recomendaciones sobre el arnés de cintura

Cuerdas | 10/03/2015 por Sergi Muñoz

El arnés de cintura está formado por unas cintas de fibra sintética que abrazan las caderas, los muslos y en algunos modelos las nalgas.  Dispone de hebillas de regulación y de dos anillas de anclaje, que se cierran mediante un conector en el que se colocan todos los aparatos de progresión. 

 CARACTERÍSTICAS

La unión de las dos anillas de anclaje del arnés, (estas anillas pueden ser metálicas o de cinta textil), debe realizarse mediante un mosquetón o un maillón con forma semicircular. Éste sirve también como punto de anclaje de los aparatos de progresión y seguro. El mosquetón se comercializa con el seguro de rosca o automático y el maillón sólo con el seguro de rosca. Todos los arneses de cintura diseñados para espeleología han de tener, a diferencia de los de montaña, escalada y descenso de cañones, el punto de anclaje muy bajo, conservando un margen de comodidad, para que el bloqueador ventral quede situado lo más bajo posible y el ascenso por cuerda resulte más efectivo. Además, es aconsejable que cumplan estas otras características:  Disponer de un sistema de regulación cómodo y sencillo.  Llevar cintas portamaterial.  Llevar protegida la parte de las cintas sometidas a mayor desgaste mediante una lámina de PVC o cinta adicional.  Tener certificación CE. 

COLOCACIÓN

El arnés debe ajustarse de la siguiente forma:  Colocar los pies por las perneras y ajustarlo a la cintura.  Ceñir las cintas de la cintura y los muslos mediante las hebillas de regulación.  Bloquear las hebillas, (algunos modelos de hebillas dobles no precisan de este bloqueo). La palabra DANGER no debe ser visible en ninguna hebilla, ya que esto indica que no está correctamente bloqueada y podría aflojarse. 

Unir las anillas de cierre con un mosquetón o maillón semicircular y cerrarlo correctamente.

 PRECAUCIONES

  El arnés siempre debe tener la talla adecuada. Para saber la talla correcta en cada caso, medir el contorno de la cintura y de la pierna un poco por debajo de la ingle, con la ayuda de un flexómetro de material plástico o textil. Generalmente, todos los modelos se comercializan en diferentes tallas. 

  No exponerlo a temperaturas extremas o agentes químicos como disolventes, adhesivos o pinturas, entre otros.

  Para su limpieza y desinfección utilizar sólo agua y un detergente neutro. Posteriormente secarlo a la sombra en un lugar ventilado. No utilizar sistemas de lavado a alta presión.

  Almacenarlo en un lugar seco y al abrigo de los rayos UV.  No almacenarlo nunca húmedo.

  Sustituirlo si sufre un fuerte impacto aunque no presente daños aparentes, ya que pueden haberse producido roturas internas, no visibles a simple vista, que reduzcan la resistencia del arnés.

  Cada fabricante está obligado a especificar cuál es la vida potencial de sus productos, en un arnés de la marca Petzl, la vida útil es como máximo de 10 años a partir de la fecha de fabricación. Tras este período deberá destruirse para impedir una futura utilización. No obstante, la vida útil puede reducirse a un solo uso en caso de que el arnés sufra algún tipo de daño.

  Hay que revisar antes de cada uso que las hebillas estén bien bloqueadas. Verificar también su estado general, especialmente de las cintas y costuras, y realizar periódicamente revisiones más minuciosas. Al igual que con el resto de los equipos de protección individual (EPI), especialmente si son utilizados por más de una persona. Es importante  registrar los resultados en una ficha de seguimiento del producto, que nos permita mantener la trazabilidad del arnés a lo largo de toda su vida útil. 

  Utilizar para unir los puntos de enganche y cerrar el arnés sólo un maillón o un mosquetón específico, nunca un mosquetón convencional.

   Vigilar que el maillón o mosquetón utilizado para cerrar los puntos de enganche del arnés esté bien cerrado. Los movimientos repetitivos como los producidos durante el ascenso por cuerda pueden provocar que se afloje y una apertura accidental. Para evitarlo deberemos colocarlo de forma que la apertura del maillón o mosquetón quede a nuestra izquierda, es decir, que una vez colocado en el arnés se apriete girando la rosca hacia adelante y hacia abajo. 

  El cierre del mosquetón o maillón, especialmente los automáticos, deberán mantenerse siempre limpios para que cierren correctamente.  Para realizar un correcto mantenimiento del producto siempre se deberá consultar su manual o ficha técnica. 

TRUCOS E IDEAS

  Al colocarse el arnés por primera vez realizar siempre una prueba de suspensión para asegurarse que la talla es correcta y estamos cómodos. La cinta de la cintura deberá regularse de modo que quede lo más alta posible, para que el cuerpo esté equilibrado. 

  Cuanto más anchas sean las cintas del arnés más confortable será en suspensión, aunque también más pesado, voluminoso e incómodo cuando no se esté suspendido. Elegir un modelo valorando las medidas y peso corporales, así como las preferencias personales y el tipo de entorno en el que vaya a utilizarse.   


Autor
Sergi Muñoz
Sección barrancos y espeleologia




comments powered by Disqus
Licencia Creative Commons Raid Aventura se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported