10 puestas de Sol, el reto de Dani Martínez

Experiencias personales | 20/07/2015

Me llamo Daniel Martínez Rodríguez y el próximo 25 de Julio de 2015 voy a hacer el Camino de Santiago.

Hasta aquí todo normal, miles de personas hacen “El Camino” año tras año. Algunas con mejor fortuna y otros con no tanta, pero todos coinciden que es una experiencia única. Lo peculiar de mi particular aventura es intentar hacerlo con las siguientes condiciones: en 10 días, entero, a pie y en solitario. Para una persona como yo que no soy un deportista profesional, ni tengo patrocinios, etc… lo que vendría siendo un simple amateur, es un reto muy ambicioso también debido a y mi preparación actual. Pero siento que ha llegado el momento y tengo mucha ilusión y ganas para intentarlo.

Muchos familiares y amigos me intentan convencer que no lo haga en un espacio tan corto de tiempo. Utilizan frases del tipo; “no lo vas a disfrutar”, “el Camino es mejor hacerlo en más días”, “¿Estás seguro?”, “Es muy peligroso”, “¿lo haces solo?” y un largo etc. Seguramente tienen toda la razón del mundo y lo hacen por el aprecio que me tienen. Si os soy sincero yo haría lo mismo con la gran mayoría de ellos.  Pero tengo mis motivos del porqué hago todo esto y os lo voy a explicar a continuación.

Mi relación con el Camino de Santiago viene desde hace muchos años debido a mis orígenes familiares. Mi madre es de Galicia y mi padre de Palencia. Por lo tanto todos los veranos de mi infancia los he pasado entre esas zonas geográficas en donde precisamente pasa el camino. Por lo tanto, año tras año he visto muchísimos peregrinos. Mi padre me explicaba lo que hacían esos señores que se les llama peregrinos con un bastón, sombrero y una mochila muy grande en la cual llevaban colgada una concha con una cruz dibujada. Debido a mi carácter escuchaba entusiasmado y con mucho interés en hacerlo algún día cuando fuese mayor. Una de mis tías (la favorita, todos tenemos a nuestra tía/o favorita/o en la familia) que veraneaba en el pueblo todos los años con nosotros muchas veces me prometía que cuando yo fuera grande iríamos los dos ha hacer “El Camino” desde el principio, a pie. Me decía que iríamos a todos los pueblos y que veríamos muchas cosas y conoceríamos a otros peregrinos y sobretodo sus historias que es lo más interesante de las personas. Los que me conocen saben que si tengo una promesa hecha haré todo lo posible por cumplirla y con mi tía me comprometí ha hacerlo.

Como os podéis imaginar, por desgracia, ya no está entre nosotros. Y en el momento que nos dejó me prometí que no haría nunca “El Camino” ya que sin ella no sería lo mismo y que me recordaría demasiado ella y por ende lo pasaría mal. Pero meses más tarde me di cuenta que esa decisión no era la adecuada, que por su personalidad y manera de hacer las cosas, ella lo habría hecho por mi. Así que le di la vuelta a la promesa y tomé la decisión que lo haría por ella. Y con las condiciones que ella marcó: a pie y entero. Casualmente esta decisión la tomé viendo una puesta de sol, ritual que repetíamos casi cada anochecer en el pueblo. Y por lo tanto cada una de las puestas de sol del Camino de Santiago irían dedicadas exclusivamente a ella. Fue también cuando decidí que lo haría en solitario puesto que ella no estaría.

A todo esto han ido pasando los años y como os ha pasado a todos las obligaciones y la excusas van creciendo (esas que cuando eres pequeño no tienes). También casualmente mi vida deportiva se ha ido encarando ha los deportes de resistencia (o ultraresistencia) como el run, triatlón, esquí de montaña, btt, ciclismo,trails,etc y sobretodo el actualmente mi preferido los raids de aventura por todas las experiencias que comporta. En estos deportes he cogido bastante experiencia, aunque no se si la suficiente.

Un día viendo en youtubeel documental de ValentíSanjuan haciendo su personal Camino de Santiago (Camino de Sanjuan), vi la opción que no era necesario 31 días para acabar el camino. Y a partir de aquí mi cabeza se puso a trabajar y cuando algo se me pone en la cabeza y me motiva es muy difícil que salga.

Así fue como surgió el proyecto 10 PUESTAS DE SOL, puesto que decidí que eran los días que pasábamos de vacaciones en el pueblo, coincidía más o menos con una doble maratón diaria y era un reto muy llamativo. De los que se te incrustan en la cabeza y pasan a las primeras posiciones de la lista de retos personales que alguna vez en tu vida tienes que hacer.

Espero que con este escrito entendáis mejor la locura de hacer esta aventura. He intentando explicar de la mejor manera posible mis motivos y sobretodo motivaciones de realizarlo.

A menos de una semana para empezar el proyecto no estoy seguro si lo acabaré o no lo acabaré. Hay mucha incertidumbre y miedo como en toda aventura. No se lo que me voy a encontrar, ni las experiencias que voy a vivir, ni cuanto voy a sufrir, ni donde voy a dormir, ni cuanto va a durar cada etapa, ni como aguantarán mis pies, mis músculos o mis articulaciones, ni si llevaré a mi cuerpo al límite, ni si me dormiré mientras corro, y un largo etc. Como podéis observar hay millones de dudas alrededor de esta aventura, lo que la hacen más emocionante… Solamente tengo una cosa clara que si en algún momento veo peligrar seriamente mi integridad física o mental no tendré ninguna duda en abandonar. Sinceramente creo que el verdadero fracaso en esta vida no es “no llegar a destino” es “no intentarlo”. También soy de los que piensan que la recompensa no es llegar, sino todas las experiencias que recoges durante el camino, que seguro que serán unas cuantas.

Si estáis interesados en seguir la aventura os podéis subscribir al canal de youtube “danispindle” en el proyecto de 10 puestas de sol.  O por otras redes sociales como Facebook o Twitter

Un fuerte abrazo y “Buen camino peregrinos”.

“Si la aventura te parece peligrosa, prueba con la rutina es mortal”, Paulo Coelho


  


Canal youtube  de Dani Martínez




comments powered by Disqus
Licencia Creative Commons Raid Aventura se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported