Generalidades del entrenamiento para los raids de aventura

Entrenamiento y nutrición | 05/01/2016 por Eduard Barceló

Polivalencia máxima, adaptación y beneficios del entrenamiento cruzado

Antes de empezar a elaborar una planificación para cualquier deporte y disciplina, uno debe plantearse cuales son los requerimientos físicos, técnicos y psicológicos de la actividad con el objetivo de organizar los contenidos de entrenamiento, de forma que ninguno quede en el aire y uno vaya a cualquier competición sin tener la sensación de no haber hecho los deberes. Así mismo, uno debe plantearse también cuáles serán los condicionantes de determinada competición con el fin de orientar el entrenamiento a las condiciones de la carrera.

Los raids de aventura se caracterizan por llevar al extremo esta necesidad de valoración y análisis puesto que una carrera puede tener la bicicleta de montaña y el piragüismo como principal disciplina y en la siguiente encontrarnos que la carrera y la escalada son determinantes para conseguir un buen resultado final.

En una actividad deportiva tan variada, lo primero que se debería tener en cuenta es el dominio total y absoluto de todas las disciplinas que se realizan habitualmente en las carreras de aventura. Es obvio que no es necesario que todos los componentes del equipo deban saber llevar una barca en aguas bravas, por poner un ejemplo. Pero si que deben dominar a la perfección lo que comporta la actividad en el puesto que ocupan.

La polivalencia es una de las virtudes más importantes de cualquier corredor de raid. La máxima aquella de: “aprendiz de todo, maestro de nada”, hay que aplicarla desde el primer día en que uno entrena para las carreras de aventura para conseguir ser algún día maestro de todo. Y es que hay tres poderosos motivos que lo justifican:

1.  El primero y más importante es simplemente, por seguridad. Si uno no controla alguna actividad, en situación de fatiga todavía será peor y puede tener algún accidente en que incluso su vida pueda estar en peligro. El ejemplo de las actividades realizadas en aguas bravas, tramos montando a caballo o secciones a patines son buenos para mostrar su relevancia.

2.  El segundo es por una cuestión de rendimiento. Si uno no domina todas las disciplinas, puede estar muy fuerte corriendo o en bicicleta y después perder horas en disciplinas en que no tenga ese nivel de destreza.

3.  El tercero por motivos psicológicos. El estrés generado por la incertidumbre que conlleva enfrentarse a una actividad poco dominada suele condicionar el rendimiento en secciones anteriores y posteriores a parte que una fatiga mental superior que si uno afronta todas las etapas con la misma tranquilidad.

Así pues, el primer objetivo en cualquier plan de entrenamiento debería ser dominar todas las disciplinas que potencialmente puedan aparecer en cualquier competición a la que vayamos. Una vez conseguida la polivalencia que rezaba el subtítulo del artículo podremos afrontar la adaptación. Y esto es el trabajo previo a cualquier carrera o temporada en el que se valore la o las competiciones que se van a disputar y entrenar aquellos deportes que van a tener mayor presencia.

No vale entrenar sólo aquello que nos gusta, que además suele ser aquello que se nos da mejor. Hay que entrenar pensando en la próxima carrera que vamos a correr y en las disciplinas que van a aparecer en ella. En caso contrario, mejor desechar las carreras que no nos vayan bien y dedicar nuestros esfuerzos en aquellas en que previsiblemente haya aquellas actividades en las que estemos más familiarizados. Sin embargo, en caso de seguir un calendario con diferentes eventos enlazados, no tendremos esta opción y para conseguir un buen resultado final deberemos estar a la altura en todas y cada una de las citas competitivas.

A partir de la polivalencia del corredor y las características de la prueba o del calendario  que preparemos será cuando diseñaremos el plan de entrenamiento y podremos programar los contenidos a trabajar en todas y cada una de las sesiones. Para ello, y afortunadamente para nosotros, no hará falta trabajar todas y cada una de las disciplinas cada día sino que podremos sacar partido del entrenamiento cruzado.

El entrenamiento cruzado es la utilización de las transferencias positivas entre deportes para mejorar el rendimiento del deportista. Las transferencias deportivas son el saldo que el trabajo en un deporte puede aportar a otro deporte aun ni habiéndolo entrenado nunca. Este saldo puede ser de tipo psicomotriz o de aprendizaje de un movimiento o bien de tipo físico, cuando las cualidades físicas trabajadas en un determinado deporte se utilizan para otro parecido en cuanto a los requerimientos. Dos ejemplos que lo ilustran podrían ser, respectivamente:

1.  Un jugador de hockey hielo es capaz de hacer esquí de fondo en modalidad patinador desde que se calza los esquís en el primer segundo.

2.  Un esquiador de travesía que es capaz de resistir intensidades elevadas durante un tiempo prolongado corriendo.

El entrenamiento cruzado sin embargo también puede esconder transferencias negativas que hemos de evitar a toda costa o bien ser conscientes de ellas para no interferir en la obtención de rendimientos elevados, ajustando el nivel de dedicación a cada actividad en función de la competición que disputemos.

Sabido esto, a la hora de programar el plan de entrenamiento habrá que trabajar las disciplinas que sean más exigentes físicamente, que aparecen siempre en todas las carreras de aventura y que suelen ser: la carrera, la bicicleta de montaña y el piragüismo en aguas tranquilas. A partir de esta base, habrá que añadir aquellos deportes que son exigentes físicamente pero que no suelen tener una presencia habitual en todas las carreras. La natación, el patinaje en línea o cualquier actividad no habitual de este estilo estarán entre estas actividades. Cabe decir que su entrenamiento tiene más por objetivo la correspondiente adaptación muscular que no el desarrollo de la cualidad física ya trabajada mediante otras disciplinas.

Finalmente, los días en que necesitemos cierto descanso o una descarga, programaremos todas aquellas actividades que siendo muy técnicas no requieren de grandes dosis de esfuerzo. Con ello estaremos desarrollando habilidades técnicas que serán de gran utilidad en momentos en que físicamente tampoco podríamos aprovechar.


+info: http://www.eduardbarcelo.com/

foto: www.raidaran.com

Autor
Eduard Barceló
Sección de entrenamiento y nutrición




comments powered by Disqus
Licencia Creative Commons Raid Aventura se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported